Remedios de la abuela para los resfriados.

 In BLOG

¿Creer o no creer? Esa es la cuestión. Y es que los remedios caseros están siempre rodeados de misterio, especulaciones, largos debates y un tienes que probarlo. Es la magia que los mantiene vivos, de generación en generación, y hay uno perfecto para cada persona.

Hoy te traemos 7 remedios caseros para los resfriados, perfectos para esta época en la que los cambios de temperatura entre la mañana y la noche o simplemente entre la calle y esa tienda en la que se creen las Canarias nos destemplan y nos pueden jugar una mala pasada.

 

Vics Vaporup

Todos conocemos el famoso Vics Vaporup y su acción contra la tos y seguro que nos vendrá a la mente el recuerdo de como nos lo frotaban en el pecho… y el recuerdo de su ¿magnifico? olor.

Pensaréis: ¿dónde está la novedad aquí con el Vics Vaporup? El truco reside en dónde te lo tienes que poner y es que si te lo frotas en la planta de los pies la absorción es más rápida y efectiva.

Y si eres de los que odiaba el olor también se agradece el tenerlo cuanto más lejos mejor, ¿verdad?

Una buena untada, unos calcetines gorditos y a dormir. ¡Ay! Y si te lo pone alguien a conjunto con un masajito en los pies ¡ya tocas el cielo!

 

 

Harina tostada

Este tip es cosecha de la madre de Damaris. Cuando tienes mucha tos puedes aliviarla con harina. Pero no os quedéis solo con esto, que si coméis harina teniendo tos puede ser ¡un desastre!

Hay que poner harina en la sartén y tostarla. Cuando esté calentita la ponemos sobre un pañuelo, lo envolvemos bien y nos lo colocamos alrededor del cuello.

Con el calor nos quedaremos dormidos. El único inconveniente es que si te mueves mucho por la noche amaneces rebozado cual croqueta.

 

 

 

Cebolla

La cebolla cruda es un gran aliado para los resfriados. De hecho este remedio es uno de los más conocidos: podemos poner media cebolla junto a la cama en la mesita de noche o cerca de la almohada antes de irte a dormir.

La cebolla con sus vapores abre las vías respiratorias aliviándonos de la congestión nasal y de los fuertes ataques de tos. Además dicen que refuerza nuestro sistema inmune.

Y no solo eso, cuenta la leyenda que la cebolla es super poderosa porque también absorbe. ¿Habéis oído eso de que media cebolla cruda en la nevera recoge los olores de las otros alimentos? – así que la que os sobre… no la uséis para cocinar.

 

 

Ajo

Seguimos con los olorosos: el ajo. Este remedio hay que aplicarlo como prevención ya que sirve para reforzar nuestras defensas. Y es que comer un ajo crudo en ayunas mejora la absorción de nutrientes y las funciones del páncreas y el hígado, así que también nos mejora las digestiones.

Durante el resfriado además nos ayudara, ya que tiene un alto contenido en vitamina C – que tanta hay que tomar, sobre todo cuando estamos enfermos- , B6 y manganeso.

En definitiva el ajo nos depura porque es antiséptico y antibacteriano.

El efecto en nuestras amistades, pareja, familia, compañeros de trabajo… eso ya no lo podemos predecir…

 

 

Un lápiz

Los resfriados inevitablemente suelen ir asociados al dolor de cabeza y es que los músculos de la mandíbula se tensan. Podemos probar este truco para intentar aliviar esa tensión: debemos apretar un lápiz durante 30 segundos entre los dientes.

Basta hacerlo con una ligera presión, sin forzar. Como cuando te duele un gemelo y lo estiras para aliviarlo. Esto nos ayudará a relajar los músculos de la mandíbula y también nuestro dolor de cabeza.

 

 

 

Aceitunas y limón

Algo habitual durante los resfriados es sentirse – además de que parece que te ha pasado un camión por encima, tres o cuatro veces – mareado. Parece que hayas ido en barco o en avión sin haber salido de la cama.

Un truco fácil y efectivo es comer aceitunas o chupar un limón. Tenemos dos sabores de remedio en este caso.

La explicación científica de porqué funciona es que contienen tanino, una sustancia que sirve para detener las náuseas.

 

 

 

 

Coca – cola

Si hablamos de desatascar tuberías, quitar el óxido o removerla hasta que el gas se le haya ido para cuando te duele la barriga… la reconocemos en seguida: la coca-cola y sus múltiples usos.

Le sumamos uno más para los resfriados y es que si la hierves durante 3 minutos junto a unos trocitos de cebolla te ayuda con la tos antes de acostarte.

De hecho cuenta la leyenda que la receta de la coca-cola inicialmente era un jarabe para la tos.

 

 

 

 

 

¿Cuántos has probado? ¿Tienes alguno personal que no cambias por nada del mundo? 😉

 

Entradas Recomendadas

Dejar un comentario

Escriba lo que está buscando y pulse Intro

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies